53

El secreto mejor guardado de Buenos Aires

IMG_8888 (1)

Buenos Aires, como toda gran ciudad, está llena de secretos. Pero hay uno que realmente es sorprendente y lo descubrí de casualidad. Es el secreto mejor guardado de Buenos Aires.

Voy a contar los hechos tal cual sucedieron:

Tenía turno en el dentista a las 9:30am en Azucuénaga y Paraguay. Estacioné el auto en la gran playa de estacionamiento que se encuentra en frente del dentista y también frente al Hospital de Clínicas.

Al llegar a recepción me dicen que se equivocaron al darme el turno y que en lugar de las 9:30 el doctor me atendería 11:30. Luego de maldecir un rato decido esperar. Tenía 2 horas. Iba a tomarme un café pero decidí esperar la primera hora en el auto y la segunda tomando un café.

Vuelvo al auto, reclino el asiento para atrás, me recuesto y me vista queda justo apuntando a la fachada del Hospital de Clínicas. Y NOTO ALGO RARO…

IMG_8888 (1)

No lo ven? en lo que sería el segundo piso de ventanas parece haber un FUSELAJE DE AVIÓN. Miren de nuevo…

No sabía si estaba loco o dormido, bajé del auto y me acerqué convencido de que al verlo desde más cerca descubriría que en realidad se trataba de otra cosa, pero…

IMG_8893

…todo lo contrario. Más que nunca parecía haber UN AVIÓN. Pero obviamente no podía ser, entonces publiqué la foto en tuiter y otras personas vieron lo mismo que yo y empezaron a persuadirme para que entre a investigar. Al principio dudé, pero tenía tiempo y la curiosidad era más grande. Qué es eso que parece ser un fuselaje de avión adentro de un hospital?

Me lancé a la aventura…

IMG_8894 (1)

No sabía si podía pasar, si se podía subir sin pedir permiso, ni siquiera estaba seguro del piso donde estaba esa cosa que se parecía a un avión. En mis cálculos debía ser el piso 4 o 5.

Entré al hall, busqué una escalera haciéndome el distraído (igual nadie miraba a nadie y es un lugar público), encontré una escalera pequeña que daba a la calle Paraguay. Eso era importante porque el edificio es inmenso y las ventanas dan a Paraguay. Si tenía alguna chance de encontrar algo debía mantenerme en ese sector.

Subí al piso 1, al 2, al 3, el lugar era horrible, oscuro, gigante y vació. Un hospital público que fue noticia hace poco porque no le funcionaban los ascensores (por eso no busqué un ascensor). Mientras subía pensaba en la pobre gente que no le queda otra que atenderse ahí (aunque tal vez el servicio médico sea muy bueno, no lo sé). Y de pronto llegué al piso 4, donde comenzaba mi investigación. Pero fue más sencillo de lo que esperaba. Ni bien salí de la escalera esta fue la imagen….

IMG_8895

Y ESTO????  TIENE FORMA DE AVIÓN!!! Comencé a caminar azorado… y las sospechas inimaginables se fueron haciendo realidad…

IMG_8899 (1)

IMG_8897 (1)

IMG_8896 (1)

Increíble pero real. UN AVIÓN EN EL HOSPITAL DE CLÍNICAS DE BUENOS AIRES. Qué hace ahí? cómo lo metieron? Por qué nadie habla de su existencia? qué secreto se esconde en semejante delirio?

En tuiter todos querían saber su razón de ser y muchos opinaban. Por ejemplo…

Lo cierto es que todas pueden ser ciertas. Yo no quiero saber la verdad. Temo que sea una explicación coherente. Y prefiero quedarme con esta idea loca de que, de pura casualidad, descubrí el secreto mejor guardado de Buenos Aires.

Los dejo con esta imagen, se llama: “EL AVIÓN Y EL DOCTOR”. En pleno centro de Buenos Aires. En medio del tránsito. Adentro de un edificio porteño.

IMG_8900 (2)

 

 

0

Viajar y comer. Entrevista a Esteban Brenman

comer2

Viajar y comer son parte de la misma cosa. Para la mayoría de los viajeros la gastronomía es un factor importante como puede ser un paisaje, la variedad artística o la belleza de una ciudad a la hora de elegir y disfrutar un viaje.

Tuve la suerte de poder entrevistar a Esteban Brenman para que nos hable sobre este tema y la entrevista es muy rica (literalmente) porque deja varias respuestas sorprendentes y muchas cosas para tomar nota para futuros viajes. También algunas opiniones que sin dudas podrán resultar polémicas para algunos de los lectores.

esteban1

Para quienes no lo conocen, Esteban es fundador de Guía Oleo y otros tantos emprendimientos exitosos. Actualmente está haciendo Tril que es una red de recomendaciones de cosas culturales (pelis, series, música y también restaurantes y bares) y que según sus palabras “a diferencia de Guía Oleo, Tril es tu conexión con la gente que vos confiás en cada categoría y ves solamente lo que ellos recomiendan. No se basa en las calificaciones colectivas”.

Yo soy usuario de Tril y realmente recomiendo que la prueben. Si bien no es una aplicación pensada específicamente para el viajero, es una herramienta muy útil para viajes y se podría poner tranquilamente en esa categoría.

Esteban, además de ser emprendedor, es un gran cocinero autodidacta y además un gran viajero con muchísima experiencia en conocer la gastronomía de cada lugar a donde viaja.

Sin más introducción, acá va la entrevista que les recomiendo mucho leer con atención las cosas que nos cuenta Esteban, a quien desde ya agradezco mucho por su tiempo y buena onda:

Entrevista a Esteban Brenman

1- qué importancia le das a conocer la gastronomía local cuando viajás?
No conozco el Empire State pero habré ido a unos 150 restaurantes y bares en Nueva York. Creo que eso dice todo.
2- planificaste algún viaje como tour gastronómico? a dónde?
Hice tres viajes casi exclusivamente para comer: París, Lima y Londres.
3- en qué lugar del mundo comiste mejor? Por qué?
La mejor relación precio-calidad del mundo la encontré en Perú. La revelación fue Australia porque sin ninguna expectativa tuve experiencia excelentes. Y otro destino gastronómico no tan obvio es Turquía. La calidad de los vegetales, frutos de mar y peces es increíble. Y la onda de los tipos para atenderte es genial. Son absolutamente divinos.
4- cómo ubicás a la Argentina respecto a otros países del mundo respecto a su gastronomía? porque ejemplo es conocido que en Francia, Italia o Perú, para poner ejemplos, se come muy bien. Creés que Argentina también tiene esa fama?
No, para mi Argentina tiene cosas buenas (por ahi 30 lugares entre buenos aires, Mendoza y el Norte) y el resto es mediocre en mi opinión. Hay mucha moda, mucha arquitectura, mucho dinero puesto en lo superficial pero sin ideas gastronómicas claras ni tradición. Lo único que se salva son lugarcitos en el interior que sin pretensiones te pueden brindar grandes experiencias. Recuerdo unas empanadas que comí en un restaurancito perdido en Tucumán jugosas y picantes. Fue inigualable. De esas cosas ya quedan pocas.
          5- En Argentina se come la la mejor carne del mundo? o es un mito del pasado que perdura?
Mito. Cualquier steak house de Estados Unidos, Australia, Sudáfrica nos deja así de chiquititos. Lo que tiene Argentina es que por ahí en una parrillita de la ruta o un bodegón de Buenos Aires, si estás en un día de suerte podés ligar un bife de chorizo o de costilla excelente a un precio que es difícil de igualar en el mundo. Pero sacando eso, nos ganan por goleada.
6- Dónde comiste mejor? Francia, Italia o España?
Yo tengo debilidad por los tanos. Los adoro. Me parecen los mejores, los más cancheros, llenos de onda y de buena onda. Pero es muy difícil hacer ese ranking. Seguro Francia lo pongo tercero porque estoy menos conectado con la cultura francesa y su gastronomía. Me encanta, pero no me evoca las mismas sensaciones que lo tano y lo “gallego”. Un buen jamón de parma, con pan, oliva, tomates, albahaca… pero los pescados y mariscos de España son increíbles. Me es difícil elegir.
7- Cómo elegís donde comer cuando estás de viaje? Yo voy caminando por la calle y mirando los menús que colocan en la puerta y viendo si me agrada el lugar y si hay gente. Usás otro método para la generalidad? Tenés algún sistema para recomendar?
Pregunto a amigos. Por suerte ahora tengo Tril.
8- En qué lugar del mundo comiste la mejor pizza?
 No soy muy amante de la pizza, pero en mi ultimo viaje a Italia comí unas que debo reconocer que eran riquísimas. Cerca del Lago di Garda.
9- en qué lugar del mundo tomaste el café más rico?
 Creo que una vez en San Pablo, en una cafetería bastante común tomé el café mas rico del mundo. Pero Nueva York y San Francisco se toma increíble café. En Buenos Aires es imposible, te lo queman siempre y lo hacen demasiado largo.
10- En el avión: pasta o carne?
Je, pido comida especial. vegetariano y sin gluten. o sea, ni pasta ni carne.
11- Un restaurante del mundo que quieras recomendar? Y por qué?
Tengo uno que no es el mejor del mundo, pero que si tiene para mí una carga emocional enorme, porque fue durante un viaje hermoso que hicimos con mi mujer y un gran amigo. El restaurante se llama Il Latini y está en Florencia. El dueño te sirve lo que quiere y tomás vino de la casa. Compartís la mesa con extraños pero al rato estábamos todos compartiendo anécdotas (un poquito borrachos, por cierto).
12- Qué consejo nos darías a los que amamos viajar respecto a lo que tiene que ver con comer cuando viajamos?
Probar de todo, sobre todo si hay comida con ingredientes locales, priorizar eso. Comer en la calle si es posible, charlar, preguntar, ser curioso.
Por último, preguntas tipo “ping pong” que no tienen que ver específicamente con la comida sino con la vida de viajero:
1- el lugar más lindo que conociste?
Edimburgo. el Norte de Escocia.
2- un lugar en Argentina?
Auch, acampar en los lagos del sur y hacer el norte (Tucumán, Salta, Jujuy) en 4×4. No me decido.
         3- En el avión: pasta o carne?
Ensaladita.
4- Hotel o Airbnb?
Airbnb.
5- Playa, montaña o ciudad?
Ciudad.
          6- Ventana o pasillo?
Ventana.
7- New York o Londres?
New York.
          8- qué es viajar para vos? (en una frase corta)
Busco tratar de ser local un ratito en otro lado.
Muchas gracias!
PD: algunos comentarios míos sobre las respuestas de Esteban:
Sin dudas sorprenden las respuestas respecto a que Argentina no es un lugar donde se coma bien y ni hablar lo de la carne, en especial porque los ejemplos que pone “Estados Unidos, Sudáfrica y Australia” no son los que solemos creer que se coma buena carne. Pero es muy cierto que a los Argentinos nos encanta construir mitos y creer que son verdaderos, como por ejemplo, que somos buenos en el fútbol. Sin dudas en próximos viajes a esos páises estaré probando los bife stakes.
También sorprende lo del café y más especialmente a mí que considero que en Estados Unidos es muy difícl tomar un café rico, pero coincido plenamente en que en Argentina estamos acostumbrados a tomar el café muy caliente.
Y por último su respuesta a qué es viajar “tratar de ser local un ratito en otro lado” me parece breve y contundente. Casi una frase que puede permitir planificar la manera de viajar a cualquier lado. Me pareció una reflexión genial.
Espero que les haya gustado la entrevista y leer sus comentarios. A Esteban lo pueden encontrar en Twitter como @ebrenman. Es alguien muy amable.

 

5

Las Vegas: un lugar a dónde nunca iría

A1T9N6 Las Vegas Nevada USA Street Scene Lit Up Night View of Le Venetian Casino Hotel With Replica of The Grand Canal

La gran mayoría de seres humanos tenemos presupuesto y/o tiempo limitado para viajar. Entonces cuando tenemos la suerte de poder hacerlo debemos elegir en función del presupuesto y del tiempo disponible. Todos debemos tener una lista de lugares a los cuáles quisiéramos ir alguna vez, y esa lista suele tener un orden implícito que establece prioridades.

Pero también casi todos tenemos lugares a dónde no viajar. O mejor dicho, lugares turísticos a los cuales no invertiríamos nuestro tiempo y dinero porque por alguna razón (generalmente prejuicios) no nos interesan para nada. Tal vez iríamos a ellos si nos lo regalaran o tal vez incluso no iríamos ni siquiera gratis. Me refiero a lugares super famosos, que atraen muchísimos turistas pero a nosotros no nos llaman, hasta incluso pensamos que si vamos la pasaríamos mal. Son lugares que si tuviésemos tiempo ilimitado y dinero ilimitado estarían últimos en nuestra lista de prioridades.

Estos son algunos de los que me vienen a la mente:

Número 1: LAS VEGAS

Creo que siento rechazo por todo lo que sea extremadamente artificial.

París en Las Vegas

vegas1

New York en Las Vegas

vegas2

Venecia en Las Vegas

vegas3

 

A1T9N6 Las Vegas Nevada USA Street Scene Lit Up Night View of Le Venetian Casino Hotel With Replica of The Grand Canal

vegas6

Egipto en Las Vegas

vegas7

vegas8

vegas9

Fui de niño a Las Vegas pero no recuerdo mucho, ahora de grande pienso que si viera todas estas cosas, no solo la pasaría mal sino que incluso me deprimiría. Si quiero Venecia voy a Venecia. O no? Alguien dijo que Las Vegas se inventó para que los Estadounidenses puedan creer que conocen el mundo sin salir del país. Y salir del país es algo que a la mayoría no le interesa. Según me dijeron el 95% de ellos no tiene siquiera pasaporte.

Por otro lado me interesa mucho todos los parques nacionales que hay alrededor de Las Vegas, así que no descarto ir en un futuro cercano o lejano.

Otros lugares que me vienen a la mente a los cuales jamás iría son Dubai (por la misma razón que Las Vegas), Machu Pichu (porque no me interesa sufrir mal de alturas y no me atrae la cultura precolombina), y ningún lugar que tenga selva e insectos (ya que les tengo fobia).

Pero también sucede que por alguna razón a veces vamos a lugares que no iríamos jamás (por familia, trabajo o masoquismo) y de pronto nos damos cuenta que se trataba tan solo de un prejuicio y la terminamos pasando genial.

Me interesa mucho saber cuáles son los lugares turísticos a dónde ustedes no irían y por qué. Y también si les pasó que fueron a alguno de ellos y se llevaron una sorpresa.

 

 

12

Volver al mismo lugar o probar cosas nuevas?

mapa1

En base a un comentario de Juli en Entrada anterior llamada Londres o New York, surgió el tema de este post: volver a lugares que ya fuimos y nos encantaron o conocer cosas nuevas?

Obviamente todo es subjetivo, depende de gustos, presupuesto y hasta rasgos de personalidad, pero por ejemplo, a mi me gusta más Londres que NY y fui 5 veces a NY y 2 a Londres. Por qué? no sé.

Por qué hay personas que van siempre al sur de Argentina y no conocen el norte?

Por qué hay personas que van 18 veces a París y no conocen Amsterdam?

El otro día una amiga me contó que estuvo 1 mes de vacaciones en Berlín y tuvimos este diálogo:

– fuiste a algún otro lado?

– no

– por qué?

– porque Berlín es perfecta

– y cómo sabés que Praga no?

– no sé

Pudo haber ido 2 días a Praga pero preferió estar 30 días en Berlín en lugar de 28.

berlin1

New York tiene una especie de atractivo especial, es como que el que fue una vez, siempre vuelve, más allá de que tenga recursos económicos limitados y no pueda conocer otros lados. Un amigo dice (y lo hace) que todos los años hay que ir una semana a NY y luego dos o tres semanas a algún otro lado (no como parte de un mismo viaje sino como dos viajes separados, pero la semana en NY es como algo casi obligado). Obviamente hay que tener plata para eso. Pero la mayoría no podemos hacer eso y muchos vuelven y vuelven a NY.

El caso más extremo son las personas que vacacionan todos los años en el mismo lugar. Para mí es algo inconcebible, puedo hablar mal de ellos porque son personas que no les gusta viajar y por lo tanto no van a entrar a este blog. Personas que no comprendo y que viven equivocados jeje

En lo personal me gusta elegir destinos nuevos, lo que no significa que no esté bueno volver cada tanto a un lugar que nos encantó. Pero Argentina y el mundo son tan grandes que siempre habrá cosas nuevas por descubrir y me dan ganas de conocerlas todas. Pero tampoco estoy a favor de esos viajes a Europa que son tipo: ROMA, FLORENCIA, VENECIA, MILAN, BERLIN, PARIS, AMSTERDAM, LONDRES. Me estreso sólo de pensarlo. Es la ansiedad de pensar que sólo tendremos una oportunidad en la vida y hay que aprovecharla al máximo. Entiendo a los que les pasa eso porque en muchos casos es cierto. Pero en este post me pregunto por qué hay personas que, pudiendo viajar y conocer, suelen repetir los mismos lugares.

Ahora les pregunto a ustedes: en su próximo viaje van a volver al mismo lugar o van a probar algo nuevo?

 

11

La elección más difícil: Londres o New York?

lonyork

Si  te pregunto: qué ciudad preferís? Londres o New York? seguramente la elección te será difícil.

Pero si pregunto: cuál creés que prefiere la mayoría de los Argentinos? Es probable que creas que la mayoría prefiere NY. Al menos eso creía yo hasta que hice esa pregunta en Twitter y se armó una batalla entre el #TeamLondres y el #TeamNY que fue menos pareja de lo que pensaba:

Algunos del #TeamLondon

londres1

Y ahora algunos del #TeamNY

ny1

Estos son solo algunos de muchas respuestas pero para mi sorpresa la mayoría se inclinó por Londres.

Pero lo que me resultó más interesante de todo es quee si prestan atención a los tuits, los que elen Londres lo hacen por motivos más racionales, y los que eligen New York dan motivos emocionales. Valeria lo explicó bien en este tuit:

Lo bueno es que esta “batalla” entre dos de las ciudades más bellos del mundo no es una antinomia como un Boca vs River o un K vs un Anti K.  Mi amigo Juano lo explicó así:

Y solemos querer a ambos por igual, o en este caso, podemos ir a los dos sin que haga falta elegir.

Pero si me preguntan, yo soy #TeamLondon

Y ustedes?

 

1

Por qué viajamos? 

img_7677-1

El otro día mi papá, un gran viajero del mundo, me pasó por mail un texto qué escribió sobre sus razones y motivaciones de viajar. Incluyendo razones ajenas e incluso un poco de historia muy vialosa sobre viajes. 

El texto me gustó tanto que le pregunté si podía publicarlo en mi blog. Luego de 2 días de intensas negociaciones accedió a mi pedido y ahora tengo el placer de reabrir este blog abandonado con un gran texto de mi padre. Disfruten y opinen. 

Por Jorge Mandelbaum

POR QUÉ VIAJAMOS? 

Uno de los aspectos que caracterizan a nuestro tiempo es el viajar. Si bien siempre han existido los viajes, las razones para viajar pueden ser muy distintas hoy de lo que fueron en el pasado. Por eso viajar es un mundo en sí mismo, porque engloba tanto al que huye de una guerra o una persecución religiosa y a los que viajan de luna de miel, a los que viajan por razones de trabajo y a los jóvenes que con sólo una mochila salen a descubrir el mundo.
Así como hace muchos miles de años la razón para viajar fue asegurar la supervivencia buscando tierras con mejores posibilidades para los cazadores-recolectores, más tarde fue la búsqueda de tierras fértiles para el cultivo y el elemento vital: el agua. El viajar continuó siendo una actividad permanente para los humanos, aunque fueran cambiando con el tiempo las motivaciones para hacerlo. Así, por largos períodos fueron las guerras, las peregrinaciones religiosas y el comercio los motores de los viajes. Más tarde se agregaron los viajes de exploración y recién en el siglo XIX, en parte como consecuencia de la mejora notable en los medios de transporte y la disponibilidad de tiempo libre en algunos sectores de la sociedad, es que comienza lo que hoy consideramos uno de los mejores motivos para viajar: el turismo recreativo.

Esta actividad que por su costo comenzó siendo una actividad sólo viable para las clases pudientes (realeza, nobleza y ricos comerciantes e industriales), se fue democratizando y volviéndose accesible para sectores de clase media cada vez más amplia. A esto ayudó el descubrir el enorme potencial del turismo como fuente de ingresos y puestos de trabajo, lo que hizo que los gobiernos y la industria le dieran un fuerte impulso. Hoy el turismo es una importante fuente de ingresos para países como USA, Francia, España, China, etc que reciben decenas de millones de turistas por año. En América Latina México, Costa Rica y República Dominicana son notables ejemplos de países donde el turismo juega un rol muy importante como fuente de trabajo y de divisas.

Cuando puse el título yo sabía que no iba a tener una única respuesta, ya que las razones por las que la gente viaja son casi tan diversas como las personas. Pero igual me parece bueno aproximarnos al tema, para que nos preguntemos qué nos motiva a viajar. Yo no tengo estadísticas de lo que motiva a la gente a viajar y sólo puedo hablar por mí y algunos de los que me rodean. Pero creo que con mis comentarios puedo ayudar a los demás en su reflexión.


Me encanta viajar! Así de simple y me doy cuenta que toda mi vida viajé, aunque sin tener muy claro qué me impulsaba. Recién en los últimos años me puse a pensar qué común denominador tenían los viajes que más me gustaban. Ahí descubrí que estos elementos comunes eran:

_ Belleza natural significativa

_ Arte

_ Historia

Esto que parece simple no lo es tanto, porque diferentes personas interpretan diferente estos elementos. Mientras para algunos el estar junto a un río en la llanura es una maravillosa experiencia, para otros, entre los que me incluyo, un paisaje de montañas resulta bastante más atractivo, especialmente si se combina con ríos, lagos o el mar. También están los que prefieren sólo visitar grandes ciudades y los deslumbra el recorrer lugares muy concurridos. En esto no hay un juicio de valor ya que cada persona, de acuerdo a su sensibilidad, disfrutará en mayor o menor grado de un cierto tipo de paisaje y todo es igualmente válido.

Algo similar ocurre con el arte y la historia donde están los que van al Louvre porque “no se puede dejar de ver La Gioconda”, y por otro lado los que pasan gran parte del viaje recorriendo museos.

En mi opinión, todos los viajes, y especialmente los más extensos y caros, ameritan que uno le dedique tiempo a pensar qué quiero ver en el viaje y si creo que los lugares que visitaré van a satisfacer mis expectativas. Cuando planeo un viaje, trato de imaginarme los lugares que visitaré y cuan atractivos me pueden resultar. Hoy día hacer esto es mucho más fácil, porque se cuenta con el valioso recurso de Internet, que permite ver fotos, videos, comentarios de otros viajeros y con todo eso tener una mejor idea de qué me puede gustar más en el viaje y también asignarle a ese tramo más o menos tiempo. Esto me permite empezar a disfrutar antes del viaje y lograr que el viaje “me cierre”, es decir que tenga un orden y una coherencia que me anticipen que me va a gustar.

Por supuesto esto es válido para los que nos gusta planificar nuestro futuro viaje. Hay mucha gente que precisamente quiere despreocuparse totalmente del tema y prefiere tomar un tour organizado, que le diga a dónde irá y cuánto tiempo le dedicará a cada lugar. No los cuestiono pero sí digo que no es para mí.

Otro grupo de viajeros prefiere armar su viaje pero dejar más espacio para la improvisación o para decidir sobre la marcha cuántos días le dedica a cada lugar. Esto resuelve un problema de la planificación detallada que es esa sensación de que el tiempo nos quedó corto en un lugar que nos encanta, pero debemos marcharnos porque tenemos reservado el hotel en otro lugar. La contrapartida de esta ventaja es que se pierde tiempo buscando hoteles sobre la marcha y no siempre se logra la calidad/precio que buscamos.

Como vemos hay muchas alternativas para viajar y cada uno deberá buscar cuál es la que mejor se adapta a su propio estilo.


Otro aspecto que surge en las charlas sobre el tema es el costo de viajar. Por supuesto que lo más barato es quedarse en casa, pero de un lindo viaje uno vuelve con menos pesos/dólares, pero con un recuerdo valioso que quedará para siempre con nosotros. Personalmente puedo decir que en mi vida viajé muchas veces como mochilero durmiendo en carpa o alojándome en hoteles de entre dos y cinco estrellas según la etapa de la vida. Para mí lo importante fue siempre poder viajar y no tanto el cómo viajar.

Uno de los aspectos más enriquecedores de los viajes es que, además de los objetivos específicos que cada uno tiene: naturaleza, arte, historia, descanso, gastronomía, diversión, etc, etc, hay una oportunidad de contacto con gente distinta, con diferentes costumbres y formas de vida. Si uno va abierto a observar e interactuar con la gente local, uno incorpora experiencias de vida que nos sirven para entendernos mejor. Esto es válido tanto para viajes por nuestro país como viajando al exterior. Por supuesto que viajando al exterior la experiencia cognitiva es aún más rica porque uno se ve obligado a comunicarse en otros idiomas, manejar un auto con reglas diferentes a las nuestras, distintos criterios para relacionarse con la gente, etc.

El que lea lo anterior puede tener la impresión de que los viajes implican sólo momentos de disfrute. No es así y es justo señalar también los aspectos que, por lo menos a mí me resultan negativos.

Así como un viaje en avión de unas pocas horas se disfruta pensando en que nos permite ahorrarnos uno o dos días de viajar en auto, cuando se tratar de viajes en avión de más de 10 horas (viajes a USA, a Europa o peor aún a Oriente) el viaje puede convertirse en una pesadilla cuando se le suman las esperas en los aeropuertos. En esto no ha existido progreso ya que los aviones actuales son tan incómodos como los de hace 30 años atrás y además viajan completos por lo que es muy difícil que tengamos la chance de estirarnos en un asiento vecino desocupado. A esto debemos agregar el “jet lag” que nos altera los ciclos de sueño por algunos días.

Otro inconveniente en los viajes son las pesadas valijas. Los argentinos solemos viajar por Europa por períodos más largos que los europeos. El largo viaje en avión y su costo hacen que busquemos de amortizarlos con una estadía más larga. Esto obliga a llevar más y/o más grandes valijas, más la previsión para las tradicionales compras. El problema aparece cuando hay que acarrearlas por aeropuertos y estaciones de tren.

Por último está el cansancio de las jornadas en el viaje recorriendo lugares y visitando museos. La excitación por lo que vemos, hace que no notemos el cansancio hasta que nos vemos obligados a hacer una pausa en busca de un reparador café. Para los veteranos como yo no existen más las jornadas de 12 horas caminando de los primeros viajes. Ahora hay que tomar las cosas con más calma y parar todas las veces necesarias, pero con la experiencia también uno aprende que no es necesario ver “todo” y que desde la cómoda mesa de un café también se aprecia el lugar.

En un tema tan vasto y grato como este, seguramente me quedarán muchos aspectos sin tratar y para completarlos los invito a comentarme sus propias experiencias. Pero lo importante es seguir pensando en viajar y disfrutando de los viajes que cada uno pueda hacer. Porque las vivencias de un viaje están en nosotros y eso nadie nos lo podrá quitar.

 

 

6

Mis 3 estrellas Michelin

img_6962-1

Volví (no sé por cuánto tiempo). 

Más allá de internet y las mil fuentes de información, para mí la guía Michelin y su puntuación en 3 estrellas sigue siendo la mejor guía de viaje, pero ya hablaré de ello en otro post. 

Este trata de que me di cuenta planificando un nuevo viaje que tengo mi propio sistema Michelin para elegir destinos a visitar. Sería así:

Una estrella = ciudad/pueblo espectacular 

Una estrella = paisaje espectacular 

Una estrella = comida espectacular 

Cuando se dan las 3 cosas juntas el lugar es 3 estrellas, es decir: HAY QUE IR SI O SI. 

Ejemplo: Lago di Como en Italia


O la región de La Provenza en Francia 


Para comprobar que este método funciona:

Estas dos regiones son espectaculares, de lo mejor que se pueda encontrar en el mundo, sin dudas 3 estrellas.  Pero comparemos con otra región hermosa como ser New England al noreste de USA: 


Pasajes espectaculares (en especial en otoño). Pueblitos bellísimo, pero comida normal o medio pelo. Es decir, 2 estrellas. 

Pero a la vez, mi “método Michelin” no sirve para las grandes ciudades, como ser Londres, NY, Paris, Berlín. Ninguna de ellas se destaca por paisaje pero son 3 estrellas igual. 

Tendré que descubrir mi Método Michelin de ciudades. Por lo pronto tengo el de regiones. 

Saludos a los viejos amigos del blog. 

6

El mejor día de un viaje

img_5750

Cuál es el mejor día de un viaje?  El primero? Todos? El que inesperadamente sucede algo que no tenías previsto?

La respuesta es muy personal. A mí me pasa que el mejor día de un viaje es el que día que me voy. Al regresar y desear volver el tiempo atrás siempre quiero que sea el día en que me estaba yendo. No importa a donde haya sido el viaje, si Europa, la India, Córdoba o la Costa Argentina. Sienpre quiero volver al momento en que estaba preparando las valijas y ajustando los últimos detalles. 

Sin embargo ese día no es necesariamente placentero, por el contrario, siempre me genera cierto estrés. Por olvidar algo, por dejar algo pendiente e importante, por la cantidad de cosas que hay que tener en cuenta antes de viajar. 

Entonces es contradictorio desear volver a ese día pero tampoco lo es tanto. Porque en definitiva representa que viajar es sinónimo de placer. Es como un seguro a la felicidad por varios días en continuado. Muy pocas cosas nos aseguran felicidad en continuado, o tal vez ninguna, salvo viajar. 

En una época el regreso me generaba lo contrario: depresión. Pero aprendí a combatirla de dos maneras: 

Mejorando la vida de no viajero. 

Y planificando el próximo viaje justo el último día del viaje anterior. 

4

Bariloche: un puente y un arroyo mágico que no solemos mirar

lopez4

Bariloche es una de las ciudades más turísticas de Argentina. Y el Circuito Chico es una de las excursiones más realizadas en Bariloche. Sin embargo, hay un lugar que solemos pasar y no nos detenemos a mirar. Y es uno de los lugares más bellos de la tierra.

Es el puente Angostura que cruza el arroyo Angostura que une al Lago Moreno con la Bahía López.

En este mapa se puede ver la ubicación exacta:

circuitochico

Mapa de Circuito Chico – Bariloche

Más de cerca:

circuitochico2

Puente Angostura en Circuito Chico – Bariloche

Cuando vamos a Bariloche es muy probable que hagamos el recorrido de Circuito Chico y también es muy probable que pasemos con el auto o micro por el puente pero no nos detengamos ahí y pienso que vale mucho la pena detener el auto justo del lado contrario a las cabañas Valle del Sol y bajar hacia la orilla del río y recorrer en dirección al Lago Moreno y hacia la Bahía López.

lopez1

Vista desde el puente hacia el Lago Moreno

El color del agua es mágico, así como las vistas, aromas y paisajes que rodean este arroyo que apenas se extiende por 200 metros de longitud.

lopez2

Vista desde el puente hacia la Bahía López

Es común desde el puente, o desde la misma orilla ver pasar las enorme truchas y supongo también que otras especies de peces de los lagos.

Hay un espacio para aparcar el auto justo de un lado del puente y al descender a la playa del arroyo y alejarnos del puente caminando, la sensación de contacto con uno de los paisajes naturales más bellos del planeta, es total.

lopez3

Arroyo Angostura – Circuito Chico – Bariloche

Si bien el sur Argentino está repleto de lugares soñados, este lo destaco en particular porque es muy común pasar por él sin detenernos ya que no suele formar parte de las guías de viaje y las recomendaciones que se suelen hacer.

VAYAN!!!