0

El “Momento Cafecito” al viajar

img_1067

Una de las cosas que más me gustan hacer en la vida es tomar café. Otra de las cosasas que más me gustan en la vida es viajar. Así que cuando viajo suelo hacer pausas todos los días para sentarme a tomar café y por supuesto trato de elegir un lugar lindo, con rico café y con hermosa vista. En el Último viaje le puse un nombre a ese momento increíble de cada día y lo llamé “Momento Cafecito”. Y ya medio en la última parte del viaje decidí sacar una foto por cada Momento Cafecito y empezar a recolectar en imágenes todos los Momentos Cafecitos de mi vida.

Lamentablemente se me ocurrió un poco tarde pero estos son los Momentos Cafecitos del Viaje a Holanda e Italia del que acabo de volver.

Recuerden una cosa. Para que una foto sea un Momento Cafecito deben darse las siguientes condiciones:

-que aparezca el café en la imagen

-que se ver el entorno

-que el entorno sea lindo

Como dije antes, se me ocurrió esto sobre el final y entonces la mayoría de los Momentos Cafecitos que voy a publicar no cumplen alguna de estas condiciones. Pero a partir de ahora, todos los Momentos Cafecitos que publique las incluirán y no solo eso, guardaré la ubicación y el nombre del café donde fue tomada la foto.

Estos fueron los Momentos Cafecitos de mi último viaje:

1- Amsterdam. Frente a alguno de sus canales. Este lugar fue especialmente lindo porque el bar está ubicado frente a un canal muy bello, porque por esa cuadra no pasan casi ni bicicletas, porque el bar es muy lindo, el café muy rico, la atención muy buena y la vista espectacular.

img_0383

2- Bologna. En una de sus calles más espectaculares, llenas de cafés, restaurants y comida inimaginablemente rica.

img_0707

3- Mantova. Una ciudad/pueblo que me sorprendió por lo bella, lo histórica y su gran palacio. Acá un Momento Cafecito en su plaza principal.

img_0745

4- Balcón de la habitación del hotel en Malcesine, Lago di Garda. El viaje ese día fue en auto desde Bologna a este lugar parando en el camino en Mantova y siguiendo viaje hasta el lago. Llegamos al atardecer y me encontré con esta vista desde la habitación. Por supuesto me hice un cafecito y a disfrutar de una de las vistas más bellas de la tierra.

img_0793

img_0790

5- Al norte del Lago di Garda está Riva del Garda. Es un pueblito distinto a todos, ya que es bastante moderno. Ubicado entre el lago y los Alpes y donde van muchísimas personas a practicar deportes acuáticos. HERMOSO!!!

img_0821

6- Sobre la costa Oeste del lago está uno de sus pueblos más famosos: Limone sul Garda. Todo es limón allí, desde los colores de sus casitas, sus callecitas y hasta las salsas de las pastas. Por supuesto me tomé un Cafecito.

img_0867

7- Al sur del Lago di Garda y en la punta de una península está uno de los pueblitos más lindos que conocí en mi vida. Tal vez el más lindo. Se llama Sirmione. Habrá un post especialmente para él. Creo que me tomé 2 cafecitos al atardecer, que de paso, ver caer el sol sobre el lago es un espectáculo.

img_1067

img_1070

8- Verona. Otra ciudad maravillosa. Romeo y Julieta es lo de menos. Esta es la vista desde mi Cafecito.

img_1275

10- En la ruta a Bolzano. Este es uno de los mejores Momentos Cafecitos que tuve en el viaje. Del Lago di Garda nos fuimos hacia el Tirol Italiano haciendo base en Bolzano. Un lugar en medio de los Alpes poco frecuentado por turistas latinamericanos debido a su poca difusión. Esta zona de Italia perteneció a Austria hasta la Primera Guerra Mundial. Se nota en el estilo arquitectónico y en que el idioma oficial, es Alemán. En medio del camino una parada para tomar…un cafecito. No importa el envase ni dónde lo apoyemos. Lo que importa es el momento.

img_1307

11- Llegamos al hotel en Bolzano y esta era la vista desde el balcón de la habitación. No merecía un Momento Cafecito?

img_1320-1

12- un Cafecito en Bolzano (hermosisisima ciudad) en pleno día, y otro al atardecer.

img_1345

img_1440

13- Ahora estamos en Padova. Lugar que elegimos de base para conocer Venecia y sus alrededores. Pero Padova nos sorprendió para bien, siendo un lugar mucho más lindo de lo que esperábamos. Está llena pero llena de plazas, y por supuesto, de Cafecitos.

img_1634

img_1648

img_1982

14- Estando en Venecia, en lugar de ir a la famosa Murano, fuimos a la increíblemente bella Burano. Es un poco más lejos pero vale tanto pero tanto la pena. Un Cafecito en Burano

img_2092

15- y por último Venecia. Qué decir de esta ciudad? Lo diré en otro post. Solo adelanto que podría tener 500 Momentos Cafecitos en ella y cada uno sería más lindo que el otro.

img_2161

img_1820

Hubo más Momentos Cafecitos en el viaje. Se me ocurrió darle ese nombre y sacar las fotos recién al final. A partir de ahora lo haré siempre. Les recomiendo que lo hagan. No tanto la foto, sino detenerse en un lugar maravilloso, parar 10 minutos, observar y disfrutar de lo más lindo que tiene la vida: viajar.

8

Lugares soñados para vacaciones: Cinque Terre

Beautiful colorful cityscape

“Lugares soñados” es algo así como una nueva sección de este blog. Cada tanto publicaré lo que para mí es un lugar soñado, haya tenido la suerte de conocerlo en mis vacaciones o no o no.

No llamo Lugar Soñado a un país o una ciudad como puede ser New York sino a algo mucho más puntual como un pueblito perdido, una playa específica, un lago particular o lo que fuera, que conocemos porque fuimos, o porque vimos en fotos o porque nos contaron, pero son pequeños paraísos en la tierra, de esos que soñamos con algún día poder ir.

En general están alejados de los puntos turísticos tradicionales. Y para reconocerlos son esos lugares que cuando los vemos en fotos decimos “sueño con un día poder ir”.

Hecha esta introducción voy con el primero: Cinque Terra. Ubicado en la Liguria, Italia. La cuidad grande más cercana es La Spezia (una ciudad portuaria bastante fea).

Cinque Terra son 5 pueblitos muy cercanos ubicados en las rocas que dan al mar Mediterráneo. Los 5 se parecen pero cada uno tiene su encanto. Ya hablaré de ellos en un post aparte pero es un lugar soñado que siempre soñé con conocer y tuve la suerte de hacerlo.

Mi pregunta ahora es: cuáles son sus lugares soñados?

  
  

1

Los 4 mejores pueblitos de La Toscana – Italia

Lucca

Desde ya, que todo lo escribo en este blog es a título personal, según mis gustos y experiencia y según los lugares que conocí y algunas cosas que nunca fui pero me contaron o leí en algún lado. Por eso, muchos pueden no estar de acuerdo, y mi idea es complementar información con sus comentarios y sugerencias.

Me encantan los rankings como contenido en general y los utilizo mucho para buscar información sobre viajes. Así que acá va mi primer ranking de muchos que vendrán.

Y decido comenzar por uno de los lugares más lindos del mundo, y que todo aquel que tenga la oportunidad, debería visitar al menos una vez en la vida. Me refiero a La Toscana.

Y en este caso voy a hablar sólo de pueblitos, porque las ciudades de Siena y Florencia merecen sus propios post.

La Toscana está llena de pueblitos hermosos y en distintas regiones. Salvo que pasemos muchos días hay que hacer una buena selección para elegir a cuáles ir y cuáles dejar para otra oportunidad.

Estos son los 4 pueblitos de La Toscana que más me gustaron:

4- Montalcino

montalcino2

Está a sólo 42 km de la hermosa Siena. Es un pueblito arriba de la montaña, con un hermoso paisaje y cuya atracción principal es la Fortezza o fortaleza, que además de poder subir a dar un paseo por la pasarela de sus murallas, contiene una vinoteca espectacular donde vi los vinos más caros que vi en mi vida y que por supuesto, no probé.

Recomiendo mucho ir a este pueblito como el último del día para apreciar desde arriba de los muros el espectacular atardecer, como se ve en la foto.

3 – Montepulciano

volterra1

Otro hermoso pueblo de la misma zona de La Toscana, en misma dirección a Montalcino y pasando por unos kilómetros el pueblito de Pienza. Más allá de sus hermosas callecitas, su iglesias, negocios y catedrales, elijo este lugar como Nº3 por tener al mejor Café que conocí en mi vida: El Caffé Poliziano. Imagenen un interior estilo Café Tortoni pero con vista a toda la región de La Toscana y el mejor café y comida de Italia. Tan bello es ese lugar que merece la pena ir simplemente para vivir la experiencia. Por supuesto hay que sentarse en el angosto balcón de afuera frente al acantilado, pedirse un rico café y saborear el placer de estar sentado en uno de los lugares más bellos de la tierra.

De paso, si andan por ahí y me hacen caso, recomiendo que, saliendo a la mañana temprano de Siena, el día lo comiencen yendo directo a Montepuciano, luego a Pienza, y lo terminen en Montalcino. La cena en Siena. Siempre.

2- San Gimignano

sangimignano

(Como verán, me gusta mucho el café)

Probablemente a algunos les sorprenda que San Gimignano lo haya ubicado en el puesto número 2 y no en el 1, ya que para la mayoría del mundo entero es el pueblito más bello de La Toscana y uno de los más bellos de Europa. No voy a decir que no lo es. Para quienes no sepan de qué hablo, lo único que les digo es que vayan. Es hermoso. Tienen esas torres tan particulares y que no se repiten en ningún lado y que según lo que dicen las construían las familias para competir entre sí (el famoso “quien la tiene más grande”). Pero además, al ser tan túristico está lleno de lindos negocios, cafés, restaurantes y todo el un pueblito pequeño enclavado en una pequeña montaña, como casi todos los de La Toscana. Simplemente no lo ubico en el puesto Nº1 porque hubo uno que me gustó más.

1- Lucca

Lucca

Es trampa incluir a Lucca en un ranking de pueblitos? puede ser, ya que es casi una ciudad. Pero acá podemos hacer trampa sin dañar a nadie. Lucca es distinto a todo lo mencionado antes. Primero está en otro lugar de La Toscana, es el vértice norte de la región (los otros estaban hacia el sur). Lucca está muy cerca de Pisa y camino hacia Florencia desde la costa del meditarráneo. Además es el único de la lista que no está arriba de una pequeña montaña sino en el llano. A Lucca hay que entrar con el auto hasta las murallas de la parte antigua. Allí dejarlo en algún estacionamiento y dedicarse a caminar. Lucca es una pequeña Siena pero con los encantos de ser más pequeña. Tiene callecitas inolvidables, plazas ensoñadas, negocios que dan ganas de entrar a todos, y se respira un aire Italiano del más rico del mundo. Cometí el error de pasar por Lucca en ruta de Cinque Terre a Siena. Tal vez no me esperaba algo tan bello. A Lucca hay que ir y quedarse a dormir una noche. No se van a arrepentir.