6

El mejor día de un viaje

img_5750

Cuál es el mejor día de un viaje?  El primero? Todos? El que inesperadamente sucede algo que no tenías previsto?

La respuesta es muy personal. A mí me pasa que el mejor día de un viaje es el que día que me voy. Al regresar y desear volver el tiempo atrás siempre quiero que sea el día en que me estaba yendo. No importa a donde haya sido el viaje, si Europa, la India, Córdoba o la Costa Argentina. Sienpre quiero volver al momento en que estaba preparando las valijas y ajustando los últimos detalles. 

Sin embargo ese día no es necesariamente placentero, por el contrario, siempre me genera cierto estrés. Por olvidar algo, por dejar algo pendiente e importante, por la cantidad de cosas que hay que tener en cuenta antes de viajar. 

Entonces es contradictorio desear volver a ese día pero tampoco lo es tanto. Porque en definitiva representa que viajar es sinónimo de placer. Es como un seguro a la felicidad por varios días en continuado. Muy pocas cosas nos aseguran felicidad en continuado, o tal vez ninguna, salvo viajar. 

En una época el regreso me generaba lo contrario: depresión. Pero aprendí a combatirla de dos maneras: 

Mejorando la vida de no viajero. 

Y planificando el próximo viaje justo el último día del viaje anterior.