2

El debate sobre los aplaudidores de aterrizajes y sus resultados

panico

Hace unos días publiqué el post llamado “La grieta en la aviación: aplausos al aterrizar, justicia o verguenza ajena?” y se armó el debate sobre el tema, especialmente en las redes sociales.

Los comentarios que dejaron hablan de una opinión dividida. Acá algunos de ellos:

Verguenza ejena:

aplaudir3

Una vez lo hice (lo cuenta con culpa):

aplaudir1

Esto es más que verguenza, se oculta:

aplaudir2

Análisis psicológico e interesante:

aplaudir4

Por nada del mundo:

aplaudir5

Absurdo:

aplaudir6

Latinoamérica unida en el aplauso:

aplaudir7

A favor:

aplaudir9

Ridiculez transnacional:

aplaudir10

Hay que dejar a la gente expresarse libremente:

aplaudir11

Lógica pura:

aplaudir12

La verguenza con los padres es un caso aparte:

aplaudir13

Aplausos y ovación:

aplaudir15

Aplausos en ocasiones especiales:

aplaudir16

La culpable de todo:

aplaudir17

Ira:

aplaudir18

Respetemos la opinión ajena:

aplaudir19

Drogas:

aplaudir21

Terror:

aplaudir23

Comparto y le sumo “sanas y cerradas”:

aplaudir20

Estos son sólo algunos ejemplos de varios más donde se ve claramente que la opinión está dividida.

Sin embargo, también hice una encuesta, y los números ahí son contundentes

encuestaaplaudir

La enorme mayoría siente verguenza ajena.

Más allá de los gustos y costumbres, seguiremos conviviendo con los aplausos dentro del avión, y los que los repudiamos seguiremos sintiendo verguenza e incomodidad durante esos 5 segundos interminables.

El debate sigue abierto.

14

La grieta en la aviación: aplausos al aterrizar, justicia o verguenza ajena?

aplaudir

La grieta es un termino de moda en la conversación política Argentina de los últimos 2 años. Pero hay una grieta mucho más antigua y profunda. Sucede en cada vuelo donde haya un Argentino, y me atrevo a decir que se extiende a todas las nacionalidades Latinoamericanas.

Es la grieta de los aplausos que se dan cuando un avión aterriza sano y salvo, es decir, el 99,99% de las veces.

A nadie le es indiferente ese momento. Estamos los que miramos para otro lado con un dejo de verguenza ajena, y están los que aplauden con pasión la proeza del piloto que no hizo más que hacer normalmente su trabajo.

imaginen aplausos cada vez que el colectivero llegue a la terminal, o que el cajero del supermercado pasa el producto por el lector infrarrojo, o cuando un contador ingresa en la web de la AFIP una declaración jurada? Ridículo todo.

Los aplausos fueron inventados para reconocer las expresiones artísticas. Ya sea de un músico, un político o un deportista. Es una forma de decir que lo que hicieron o cantaron o tocaron o nos dijeron, nos gustó.

Qué se aplaude cuando aterriza una avión?

Estar vivos!!!

Hay algo muy irracional en eso. Si realmente hubiera un riesgo considerado de no llegar vivo a un aterrizaje, nadie se subiría a un avión. Está estadísticamente demostrado que andar en auto por Buenos Aires (y ni hablar las rutas Argentinas), es mucho más peligroso que subirse a un avión. Alguno de los aplaudidores de aviones aplaude al taxista cuando lo deja en la puerta de su casa? Obvio que NO.

Por eso la explicación a este fenómeno no es racional.

Floxie lo explica muy claramente en este post, el cual, al leerlo, me hizo reflexionar y tener compasión:

“El comandante aterriza como si estuviéramos arriba de un ultraliviano. Los pasajeros estallan en un aplauso. Sé que es polémico ya que muchos detestan los aplausos, si bien yo no aplaudo, me hace sonreír, porque evidentemente para los que están estresados por volar, lo sienten como liberador! Aplauden porque el vuelo estuvo bien, llegaron sanos y salvos y relajan tensiones, por ende yo banco a los aplaudidores!!! Acaso se ofenden cuando están en un asado y se pide un aplauso para el asador? Hay que tener un poco de empatía y ponerse en los zapatos del otro. 😛”

Más allá de la estadística irrefutable, el miedo a volar existe y es difícil de combatir. La sensación de vulnerabilidad arriba del aire cuando los vientos sacuden al aparatejo que se siente muy pequeño frente a la inmensidad de la naturaleza y sus poderes indominables por el hombre. Ante mayor turbulencia en el vuelo, más grandes aplausos al final. No es un reconocimiento al piloto sino un descargo tensional aún mayor.

A esta altura esta claro que no me banco los aplausos. Me dan verguenza, deseo que ese momento incómodo se pase de manera veloz.

Al único piloto que hubiese aplaudido, y abrazado, y agradecido por el resto de mi vida es a Chesley ‘Sully’ Sullenberger, el héroe del Río Hudson. Lo recuerdan?

hudson1

El piloto Chesley ‘Sully’ Sullenberger es considerado uno de los mayores héroes de USA luego de este amerizaje

Pero a todos los demás, no. Y eso que me tocaron vuelos complicados. Recuerdo hace mucho en un 747 de KLM aterrizando en la pista 11 de Ezieza. El avión se movía tanto que me asusté. La chica que iba en el asiento de al lado sacó una foto de su familia y la abrazo, la despidió y le dijo a la foto “los amo”. Esa mañana los aplausos fueron ensordecedores. También me avergonzaron.

Son sólo puntos de vista. La grieta sigue intacta. Respetemonos, pero traten de no aplaudir, si?

Por último, me gustaría saber a qué grupo pertenecen? aplauden o repudian?

Y como BONUS TRACK, consguí el video hot de Floxie. No se le pierdan:

 

 

 

0

La mejor foto de aviones llegando a Aeroparque

img_5571-1

Bueno, no sé si es la mejor foto de aviones, pero seguro es la mejor foto de aviones en la que participé como “ayudante”. La foto es de Fede Ratier @federatier

Se le dice Spotting a la acción de sacarle fotos a aviones y spotters a los locos que pasan parte de su tiempo sacándole fotos a aviones.

Yo no soy un spotter porque solo le saco fotos a los aviones que me pasan cerca y las saco con el celular. Fede tampoco lo es pero se tomó el trabajo de traer su cámara, un lente y un trípode a la oficina donde trabajamos.

La oficina está ubicada en nuñez y su ventana apunta directo a la cancha de River Plate. La mayoría de los aviones que aterrizan por aeroparque pasan por allí unos metros antes de tocar pista. Por lo tanto la oficina tiene una vista ideal para los que nos gusta los aviones y los que jugamos de a ratos a ser Spotters.

A Fede se le ocurrió traer sus equipos, poner la cámara en trípode y disparar varias veces ante el paso de aviones por ahí. Luego juntar las fotos en el Photoshop y no sólo crear una gran foto poco habitual, sino poder distinguir la diferente trayectoria de descenso que hacen los aviones al aterrizar en la pista 13 de aeroparque. El resultado es esta genialidad. Son algunas horas comprimidas en un solo frame:

 

aviones en final short a la 13 de Aep en un solo frame

La cámara usada es una Sony A7R II con lente Canon 70-200 2.8L sobre trípode.

Foto del backstage:

backstage22

El lente y el avión

 

Espero que la disfruten como nosotros.

Y gracias Fede por esta genialidad.

0

Buenos Aires desde el aire

aire8

Retomando el tema de Ventana o Pasillo debatido aquí mismo hace unos días, y ante la sorprendente mayoría que elige pasillo, por cuestión de comodidad para ir al baño, no sólo reafirmo mi convicción ventanera fundamentalista, sino que además la apoyo con pruebas explícitas de estas fotografías tomadas el 24 de Diciembre en un vuelo de Lan Argentina con destino a Santiago de Chile, salido de Aeroparque por la pista 13 (o cabecera norte), y ocupando ventanilla en el sector izquierdo del avión.

Esa salida es muy interesante para apreciar Buenos Aires desde el aire, ya que el avión  asciende hacia el norte y gira a la izquierda más de 200º sobre el Río de la Plata, quedando para los pasajeros de ventanilla izquierda, hermosas postales de toda la zona norte de Buenos Aires, además de Retiro y Puerto Madero.

Aquí las fotos:

Aeroparque, Hipódromo y Parque Norte

aire 1

Desde River a Puerto Madero

aire 2

Estadio de River y Nuñez

aire 3

Aeroparque, Hipódromo y media Buenos Aires. Se aprecia el Parque Centenario que parece más cerca de lo que en realidad está.

aire 4

Puerto Madero, Centro, la Boca y Avellaneda

aire 5aire 6

El espectáculo dura unos 5 minutos. Pero no hay lugar en toda la ciudad donde se pueda apreciar semejantes vistas.

Insistiré con el tema.

5

Ventana o pasillo?

Buenos Aires desde el aire

Ventana o pasillo? más allá de las preferencias personales, hay algo que nunca comprenderé:

Los turistas hacen filas de horas para subir a torres emblemáticas en ciudades emblemáticas y están dispuestos a pagar cuantiosas sumas de dinero para disfrutar de las vistas aéreas que esas torres y edificios ofrecen. Muy de acuerdo con todo. Vale la pena.

Pero la gran mayoría de esos mismos turistas, a la hora de viajar en avión, incluso a esas mismas ciudades donde pasan una tarde en busca de apreciarlas desde las alturas, elijen sentarse en pasillo, o muchos lo hacen con la cortinita de la ventana cerrada u otros mirando la triste revista de la línea aérea o una serie de televisión, mientras el avión sobrevuela a una altura espectacular la ciudad fascinante, como podría ser New York, desperdiciando segundos invaluables de las vistas espectaculares.

Entonces me pregunto cuál es el sentido de subir a un mirador, o si en realidad, para el turista, algo es turístico sólo si la industria y sus mecanismos, decidieron establecerlo como tal.

Entiendo toda esa cuestión de comodidad de viajar en pasillo en un vuelo largo y poder ir al baño o hacer esos ejercicios ridículos de estiramientos de músculos, pero no se explica en los vuelos cortos, o en los mismos vuelos largos para quienes viajan en ventanilla para mantenerla cerradas durante los momentos más espectaculares.

Tal vez, las guías turísticas tipo Michelin, deberían incluir estos puntos de atracción asignándoles sus respectivas estrellas. Ejemplo: aterrizar en Aeroparque por pista 13, ventana sector derecho, lejos del ala: ***. Sector izquierdo: *. O tal vez, el personal de abordo de las mismas lineas aéreas, deberían hacer de guías turísticos: “a su derecha, el famoso e imponente rectángulo llamado Central Park”. Y de esta manera la gente prestaría atención y le daría valor. O ta vez, cobrando un adicional por viajar en ventana en un día despejado, el viajante lo consideraría una atracción turística que vale la pena.

Lo cierto es que viajar en ventana debería ser una obligación para el turista, y los momentos de despegue y aterrizaje, toda nuestra concentración debería estar puesta en esas pequeñas ventanas que permiten tener otro punto de vista, único e irrepetible, de los lugares maravillosos que tiene la tierra.

Los viajes recién se terminan cuando nos cubren las nubes, o la oscuridad de la noche, o la inmensidad del mar. Pero la mejor vista y la mejor foto de un viaje, puede suceder justo en ese momento final.

Como se darán cuenta, entre ventana o pasillo de un avión, siempre elegiré ventana.