4

Las mil formas de viajar y la mía (receta de viaje)

IMG_4402

Foto: Vevey – Suiza, Lago Lemán. Tenedor en el lago frente al museo de la gastronomía

Hay miles de formas de viajar. Con mis más de 40 años y una hija de casi 5 y habiendo probado varias, siento que he encontrado la mía. Al menos hasta que vuelva a encontrar la próxima.

Me refiero a un viaje de aproximadamente 20 días y con la oportunidad de subirse a un avión de trocha ancha de más de 10 horas de duración.

Ejemplo: 20 días en Europa. Mi receta es la siguiente

  • UNA ciudad grande, famosa, imperdible. ya sea la primera vez que vamos a ella o la segunda, tercera, cuarta o quincuagésima
  • UNA ciudad mediana pero hermosa, poco convencional, no incluida en el tour japonés.
  • Alquiler de auto el último día de esa ciudad y pueblitos, pueblitos, pueblitos pueblitos.
  • Devolver el auto a la llegada de otra ciudad mediana pero hermosa, imperdible e irresistible y con aeropuerto grande.
  • Volver en avión desde el último punto con escala en ciudad grande y famosa del punto 1.

Ejemplo concreto:

  • Buenos aires – Paris. 6 noches.
  • Paris – Ginebra vía TGV (saliendo 8am de París, a las 11 estás saboreando el lago Lemán).
  • Auto: recorrida por Lousanne, Montreaux, Vevey, etc.
  • Auto rumbo a la Provenza: Avignon, Saint Remy de provenza, Arlés, etc.
  • Auto a Niza. Costa azul.
  • Regreso: Niza – Paris – Buenos Aires.

Ese viaje me llevó por una gran ciudad, típica, clásica, infalible. Conocí una ciudad que me sorprendió para bien y a la que todo el mundo me decía “para qué vas ahí?”: Ginebra (ya hablaré especialmente de ella).

Le di una vuelta al lago Lemán con la hermosisisisisima (vale la pena estropear el español) Vevey y la increíble Montreaux para quienes amamos la música. (No volvería a Lausanne).

Estuve suficientes días en la Provenza como para recomedársela a todo el mundo y  prometerme volver.

Y me desilusioné con la Costa Azul como corresponde (supongo que no estarán de acuerdo con este comentario).

En definitiva, ciudad, montaña, lagos, campos, ríos, playa y mar en un solo viaje. O se podría dividir en mega-ciudades increíbles y pueblitos soñados. En transporte público y auto, o mil maneras más.

Son recorridos que, sabiendo elegir las fechas y los lugares en dónde hacer escala, volvés demasiado lleno de satisfacción y con muchas más ganas de viajar que con las que partiste.

A ustedes cómo les gusta viajar?

@sershus