0

El “Momento Cafecito” al viajar

img_1067

Una de las cosas que más me gustan hacer en la vida es tomar café. Otra de las cosasas que más me gustan en la vida es viajar. Así que cuando viajo suelo hacer pausas todos los días para sentarme a tomar café y por supuesto trato de elegir un lugar lindo, con rico café y con hermosa vista. En el Último viaje le puse un nombre a ese momento increíble de cada día y lo llamé “Momento Cafecito”. Y ya medio en la última parte del viaje decidí sacar una foto por cada Momento Cafecito y empezar a recolectar en imágenes todos los Momentos Cafecitos de mi vida.

Lamentablemente se me ocurrió un poco tarde pero estos son los Momentos Cafecitos del Viaje a Holanda e Italia del que acabo de volver.

Recuerden una cosa. Para que una foto sea un Momento Cafecito deben darse las siguientes condiciones:

-que aparezca el café en la imagen

-que se ver el entorno

-que el entorno sea lindo

Como dije antes, se me ocurrió esto sobre el final y entonces la mayoría de los Momentos Cafecitos que voy a publicar no cumplen alguna de estas condiciones. Pero a partir de ahora, todos los Momentos Cafecitos que publique las incluirán y no solo eso, guardaré la ubicación y el nombre del café donde fue tomada la foto.

Estos fueron los Momentos Cafecitos de mi último viaje:

1- Amsterdam. Frente a alguno de sus canales. Este lugar fue especialmente lindo porque el bar está ubicado frente a un canal muy bello, porque por esa cuadra no pasan casi ni bicicletas, porque el bar es muy lindo, el café muy rico, la atención muy buena y la vista espectacular.

img_0383

2- Bologna. En una de sus calles más espectaculares, llenas de cafés, restaurants y comida inimaginablemente rica.

img_0707

3- Mantova. Una ciudad/pueblo que me sorprendió por lo bella, lo histórica y su gran palacio. Acá un Momento Cafecito en su plaza principal.

img_0745

4- Balcón de la habitación del hotel en Malcesine, Lago di Garda. El viaje ese día fue en auto desde Bologna a este lugar parando en el camino en Mantova y siguiendo viaje hasta el lago. Llegamos al atardecer y me encontré con esta vista desde la habitación. Por supuesto me hice un cafecito y a disfrutar de una de las vistas más bellas de la tierra.

img_0793

img_0790

5- Al norte del Lago di Garda está Riva del Garda. Es un pueblito distinto a todos, ya que es bastante moderno. Ubicado entre el lago y los Alpes y donde van muchísimas personas a practicar deportes acuáticos. HERMOSO!!!

img_0821

6- Sobre la costa Oeste del lago está uno de sus pueblos más famosos: Limone sul Garda. Todo es limón allí, desde los colores de sus casitas, sus callecitas y hasta las salsas de las pastas. Por supuesto me tomé un Cafecito.

img_0867

7- Al sur del Lago di Garda y en la punta de una península está uno de los pueblitos más lindos que conocí en mi vida. Tal vez el más lindo. Se llama Sirmione. Habrá un post especialmente para él. Creo que me tomé 2 cafecitos al atardecer, que de paso, ver caer el sol sobre el lago es un espectáculo.

img_1067

img_1070

8- Verona. Otra ciudad maravillosa. Romeo y Julieta es lo de menos. Esta es la vista desde mi Cafecito.

img_1275

10- En la ruta a Bolzano. Este es uno de los mejores Momentos Cafecitos que tuve en el viaje. Del Lago di Garda nos fuimos hacia el Tirol Italiano haciendo base en Bolzano. Un lugar en medio de los Alpes poco frecuentado por turistas latinamericanos debido a su poca difusión. Esta zona de Italia perteneció a Austria hasta la Primera Guerra Mundial. Se nota en el estilo arquitectónico y en que el idioma oficial, es Alemán. En medio del camino una parada para tomar…un cafecito. No importa el envase ni dónde lo apoyemos. Lo que importa es el momento.

img_1307

11- Llegamos al hotel en Bolzano y esta era la vista desde el balcón de la habitación. No merecía un Momento Cafecito?

img_1320-1

12- un Cafecito en Bolzano (hermosisisima ciudad) en pleno día, y otro al atardecer.

img_1345

img_1440

13- Ahora estamos en Padova. Lugar que elegimos de base para conocer Venecia y sus alrededores. Pero Padova nos sorprendió para bien, siendo un lugar mucho más lindo de lo que esperábamos. Está llena pero llena de plazas, y por supuesto, de Cafecitos.

img_1634

img_1648

img_1982

14- Estando en Venecia, en lugar de ir a la famosa Murano, fuimos a la increíblemente bella Burano. Es un poco más lejos pero vale tanto pero tanto la pena. Un Cafecito en Burano

img_2092

15- y por último Venecia. Qué decir de esta ciudad? Lo diré en otro post. Solo adelanto que podría tener 500 Momentos Cafecitos en ella y cada uno sería más lindo que el otro.

img_2161

img_1820

Hubo más Momentos Cafecitos en el viaje. Se me ocurrió darle ese nombre y sacar las fotos recién al final. A partir de ahora lo haré siempre. Les recomiendo que lo hagan. No tanto la foto, sino detenerse en un lugar maravilloso, parar 10 minutos, observar y disfrutar de lo más lindo que tiene la vida: viajar.

6

Holanda y Norte de Italia: Un viaje increíble 

img_2099-2

Recién llegado de un viaje increíble, de esos en que todo sale perfecto. Desde los lugares, el clima, los paseos, los vuelos, todo.


Hay factores casuales que hacen que un viaje sea increíble pero la mayoría tienen que ver con saber planificarlos.

Nada mejor que la experiencia para aprender a planificar viajes pero también es fundamental proveerse de los muchos buenos blogs de viajes que hay disponibles hoy día y que fui conociendo con el tiempo. Incluso en persona a algunos de quiénes lo hacen. Dedicaré un post especial para recomendar los que más me gustan y ayudan.

El recorrido que hicimos con mi esposa e hija de 5 años fue el siguiente:

De Buenos Aires a Amsterdam por KLM. Empresa que me sorprendió para bien.

En Amsterdam 5 días. La idea original era utilizar uno de ellos para ir a algunos pueblos de Waterland (zona muy cercana a Amsterdam) y otro día a Rotterdam. Finalmente hicimos solo lo primero ya que Amsterdam nos gustó demasiado.

img_0066
Nos tocaron todos días lindos, algo casi imposible en esa parte del mundo.

Luego en avión a Bologna. Allí estuvimos un día y al siguiente alquilamos auto para recorrer parte del noreste de Italia.

La primera escala fue el Lago di Garda parando unas horas en el camino en la bellísima Mantova. En el Lago estuvimos 4 noches en Malcesine, en la costa este del lago y a mitad de camino entre su parte su y norte. Conocí el Lago di Como hace 2 años y me pareció un lugar increíble pero leí que el Di Garda era el mejor lago de Italia (además del más grande), me parecía imposible superar al anterior pero lo superó.

img_0845

Parecen mucho 4 noches allí y me hubiese quedado 4 noches más. Uno de los días lo usamos para visitar Verona que está a 70kms de donde parábamos.

De allí nos fuimos al Tirol Italiano. Muchas personas no saben ni de su existencia. Es más al norte, en la frontera con Austria. Ya son los Alpes y a esa cadena montañosa se la conoce como las Dolomitas. Es una zona que hasta la Primera Guerra Mundial pertenecía a Austria por lo tanto no parece Italia y el primer idioma allí es Alemán. Estuvimos en Bolzano (donde nos alojamos 2 noches) y desde allí conocimos Merano y Bressanone. Toda esa zona es otro paraíso en la tierra.

img_1320

Luego bajamos hacia Padova donde estuvimos otras 4 noches. Además de conocer esta encantadora ciudad donde Galileo dio clases, fuimos desde allí dos días a Venecia y la Isla de Burano y medio día en Vicenza. Muchísimo para decir de esta parte del viaje. Solo anticipo que Venecia, a pesar de que ya conocía y que no suelen atraerme los lugares tan populares, me enamoró como pocos lugares que haya conocido alguna vez en la vida. No existe en el mundo algo parecido.

img_2166

Y por último volvimos a Bolonia ya que desde allí salía el avión que nos traería de regreso. De pura casualidad el último día del viaje era el día más importante del año para la ciudad. El día del Santo Patrón de Bolonia y además de feriado la ciudad era toda una gran fiesta. Fue como la frutilla del postre de algo más de 2 semanas increíbles donde cada día era mejor que el anterior.

Con tiempo iré escribiendo un post para cada lugar en particular contando mis impresiones y recomendaciones.

En principio vuelvo reforzando lo que ya sabia: viajar es la mejor inversión de todas las posibles en la vida.

0

Giethoorn: el pueblo de fantasía

g1

Al ver las fotos de Giethoorn la pregunta que surge es si se trata de algo real o simplemente fotogramas de una película de Disney. Pero no, Giethoorn existe, está en Holanda, y en persona es aún mucho más bello que en fotos.

g4

Fundando en el Siglo XIII, este pueblito de apenas 2600 habitantes, también conocido como “la Venecia del Norte”, se destaca por no tener calles sino pequeños ríos y cientos de puentes de madera que lo atraviesan. Pero a pesar del sobrenombre que le pusieron no se parece en nada a Venecia. Su tamaño, arquitectura y en especial la cantidad de turistas que recibe hacen que Giethoorn sea un pequeño paraíso por su belleza única y la tranquilidad.

Pero llegar a él no es tan sencillo. Ubicado a 120 kilómetros al norte de Amsterdam, la mejor opción es ir en auto, ya que para hacerlo por transporte público habrá que combinar dos trenes y un colectivo haciendo que el viaje resulte un poco tedioso. PERO SIN DUDAS VALE LA PENA!!!

Giethoorn house

Giethoorn house

Al llegar, hay que dejar el auto en los estacionamientos que están en las afueras y luego recorrerlo caminando, en bicicleta y por supuesto en los pequeños barcos silencios.

El ruido está prohibido en Giethoorn. A lo sumo escucharán el sonido de los patos que pasean por sus ríos. Las pequeñas barcas para recorrerlo son tracción a sangre o eléctricas asegurando la paz sonora para sus oriundos y visitantes.

Qué hacer en Giethoorn?

Lo más obvio e importante y fundamental y casi único motivo por el que hay que ir: recorrerlo en sus botes. La experiencia en maravillosa y no se puede repetir en ningún otro lugar del mundo.

Pero además hay 4 pequeños museos: el de pequeños astilleros, el de la vida en la granja típica holandesa, el de las piedras preciosas y paradójicamende un museo de autos en un pueblito donde los autos no pueden ingresar.

Por otro lado, a pocos kilómetros hay lagunas donde se practican deportes acuáticos e incluso anualmente competencias internacionales.

También el pueblo tiene muchos a interesantes monumentos incluyendo un gran molino de viento construido en 1837 que vale la pena visitar.

g2

Cómo llegar a Giethoorn?

Como dije antes lo mejor es ir en auto desde Amsterdam. Son unas 2 horas de viaje si hay mucho tránsito y se aparca gratuitamente en la entrada del pueblo. Para hospedarse hay gran cantidad de campings y pequeños hoteles por la zona.

Para ir en transporte público hay que tomar el tren hasta Steenwijk (tren con destino a la ciudad de Leewarden), y desde allí tomar el autobús nº 70 de la empresa Connexxion. Hay que bajarse en la parada Hylkemaweg (centro) y luego preguntar.

Vale la pena ir?

SIN DUDAS. Es un lugar único, considerado uno de los pueblitos más bellos del mundo, y en especial es un lugar que no tiene otro similar. No vamos a encontrar algo parecido en otro país ni en ninguna otra parte del mundo. Visitarlo es como meterse dentro de una película de fantasía realizado con el mejor gusto estético de la humanidad.