4

Dos países escondidos a 40 minutos de Buenos Aires

mercado2

Probablemente muchos ya los conocían, pero también muchos no saben que existen.

Se tratan del Mercado de Maschwitz y el Quo Container CenterAmbos ubicados a 100 metros de distancia, sobre la calle Mendoza, a metros de la Panamericana, y a sólo 40 kms de Buenos Aires.

Realmente, cuando vas, pareciera que te fuiste de viaje a otro país.

mercado1

El Mercado es literalmente un pequeño pueblo construido hace sólo 5 años pero con materiales antiguos que hacen parecer una mezcla de La Boca con algún pueblito del sur de Italia. El resultado está muy bien logrado. En medio de las callecitas de piedra y pasarelas en alturas, hay cafecitos, con mesas en las veredas, fruterías y despensas, negocios de cosas varias, algún restaurant, plazas donde las noches son muy agradables y mucho negocio de artesanías reciclables y antiguedades.

Es ideal para caminarlo, entrar a sus negocios, sentarse a tomar café, a mirar pasar gente en las plazas o comprar fruta que reluce y parece de muy buena calidad.

La sensación es la de haberse alejado miles de kilómetros de Argentina y estar paseando por unas horas por algún pueblito pintoresco que podría pertenecer a Europa.

A sólo 150 metros de allí, y en la misma calle Mendoza se encuentra el Quo Container Center, que tiene nombre de shopping, lo es, pero también es un pequeño pueblo muy hermoso y totalmente distinto al Mercado.

quo1

El Quo es aún más nuevo que el Mercado (en cuanto a su existencia), y está construido sobre diferentes containers aplazados entre sí y unificados por pasarelas y terrazas en altura. La onda de este pueblito/shopping es la ecológica, con una clara intención de transmitir el valor del reciclaje.

En el Quo predominan más los negocios que los bares, pero también se puede tomar un café, una cerveza y comer cosas ricas allí.

Todo es prolijo, moderno, agradable e innovador, pero tal vez menos pintoresco que el Mercado.

Ambos pueblitos se pueden recorrer en un día (y sobra tiempo) aunque es lindo quedarse a cenar, en especial en el Mercado, ya que en las noches suena música en vivo y el ambiente se vuelve muy agradable, y por supuesto ambos son para un público ATP, ideal para ir en familia.

Lo que viene sucediendo por la zona de Maschwitz es muy loco. Ya sabíamos que hay un aire a la conexión con la naturaleza, a darle valor al reciclaje y todas esas cosas, pero esto de recrear pueblos con arquitecturas particulares es algo bastante novedoso en Argentina y por supuesto tendrá sus detractores y quienes estén de acuerdo con la idea.

Para ilustrar esto que me refiero basta ver algo que sucede a muy pocos kilómetros de allí y que incluso se ve desde la Panamericana. Me refiero a Torrepueblo, la recreación de un pueblo de La Toscana en pleno Conurbano Bonaerense y muy próximo a inaugurar. Ya hablaré sobre Torrepueblo en un post aparte.

torrepueblo1

torrepueblo3

En conclusión, vale la pena agarrar el auto un fin de semana, y conocer estos pequeños países que te generan la sensación de viajar muy lejos, a sólo 40 minutos de Buenos Aires.