4

Guía práctica para viajar con niños (versión auto)

viajar con niños2

Siguiendo con la saga “Guía práctica para viajar con niños” de la cual ya desarrollamos la Versión Ciudades, ahora es el turno de viajes en auto, lo cual me parece una excelente alternativa cuando se trata de niños menores de 5 años.

Es importante volver a destacar que la idea es romper el mito de que tener niños impide la realización de cierto tipo de viajes que disfrutábamos plenamente sin la presencia de ellos.

Voy a ilustrar con un ejemplos en Argentina en el cual el auto fue protagonista y el resultados excelente.

Viaje: Bariloche

Edad de la criatura: 2 años y medio

Viajamos a Bariloche en avión desde Buenos Aires y allí alquilamos un pequeño auto con asiento para bebés, como corresponde.

Hicimos base en el excelente hotel Rochester Bariloche ubicado en el kilómetro 7 de la avenida Bustillo frente al Lago Nahuel Huapi. Por supuesto que es muy importante que el hotel disponga de estacionamiento, algo que es fácil de conseguir en Bariloche (pero no así en otros lados).

La metodología del viaje fue la siguiente:

Levantarnos, desayunar en el hotel, agarrar el auto, partir de excursión, regreso en la noche al hotel ya cenados.

Básicamente con esta metodología pudimos recorrer todo Bariloche y sus alrededores, incluyendo Villa la Angostura, Bahía Manzano e incluso el Lago Correntoso ubicado a unos 100kms del hotel donde nos alojábamos.

 

Para este tipo de viajes con niños la idea es ir con el auto a distintos puntos turísticos y parar en los lugares más atractivos, descender, disfrutar, volver al auto y dirigirse al próximo destino.

Es importante llevar el cochecito de niños en el baúl del auto y bajarlo sólo en lugares en que exista algo de asfalto y superficies planas, como ser el centro de Bariloche y Villa la Angostura. Para el resto de los puntos el cochecito de mantiene en el auto a excepción de paradas a almorzar, cenar o tomar el té o cerveza artesanal. Es decir, en lugares donde sabremos que nos quedaremos quietos al menos durante una hora.

bariloche2

Cervecería Berlina

En todo el resto de las paradas no hay que bajar el cochecito y por supuesto intentar que el niño camine y nos haga caso. Entonces acá viene lo importante:

Cómo hacer que un niño nos haga caso ?

Es muy importante no perder nunca de vista que para un niño es lo mismo estar recorriendo Tokio, Bariloche, la Antartida o la plaza de la esquina de su casa. Los niños sólo quieren divertirse.

Entonces no hay que olvidar que las vacaciones no son para que los niños disfruten (ellos disfrutan todo el año en cualquier lado), sino para que nosotros disfrutamos.

Teniendo en claro estos puntos, la estrategia SIEMPRE debe ser que el niño se sienta entretenido como si estuviera en el jardín, en el patio o en la plaza cercana a nuestros hogares. Y cómo lograr eso? FÁCIL:

Un poco de imaginación a cada paso.

Luego de media hora en auto, es común que un niño empiece a pedir una hamaca, un tobogán o un arenero. Hay que transformar esos juegos en otros igual de placenteros.

En lugar de hamacarse, tirar piedritas en el lago.

barolche1

Circuito chico

En lugar del arenero, darle al niño una rama de un árbol para que camine sientiéndose Shake y los Piratas.

bariloche4

Buscando la Laguna Escondida

En un lugar de un tobogán, subir una piedra y que crea que es la montaña de la Reina Elsa de Frozen.

bariloche5

Circuito chico

Los dibujos y películas que consumen los niños son nuestros grandes aliados en un viaje. Siempre podemos hacerlos fantasear en que los estamos llevando a esos mundos mágicos. No hay lugar de la naturaleza o del hombre, que no se puede transformar en un mundo mágico para un niño, siempre y cuando nosotros los ayudemos. Incluso puede resultar divertido para un niño el museo más aburrido de la galaxia.

Pero en el caso de lugares naturales de tanta belleza, como Bariloche, todo juega a nuestro favor para que los niños se entretengan en cada parada.

bariloche3

Cervecería Berlina 

Y qué hay que hacer al viajar con niños en el auto?

En el auto es lo que nuestros padres hicieron con nosotros. NO RECOMIENDO LA TÉCNICA DEL IPAD. Estoy en contra de que los niños vayan en auto mirando la tele. Esa técnica solo se justifica por nuestra vagancia a entretenerlos. Es mucho mejor, incluso divertido, hacer lo que nuestros padres hicieron con nosotros: jugar.

  • Adivinanzas
  • Guerra de canciones
  • La patente del auto de adelante
  • Contar postes de luz
  • Hacerle luces a los que vienen en frente
  • Veo-veo
  • Y tantos otros

Y cuándo descansamos?

Tarde o temprano, el niño quedará dormido. Y al rato volverá a despertar sin tener idea de si está en su casa o a 10mil kilómetros de distancia y le volverá a dar lo mismo.

bariloche6

Lago correntoso

En conclusión:

Pienso que una de las mejores alternativas para ir de viaje con niños son aquellos viajes que incluyan mucho traslado en auto. Esto se puede replicar en el resto de Argentina, en Estados Unidos y Europa sin ningún problema. Siempre hablando de trasladarse a lugares cercanos y de ciudades pequeñas o pueblitos.

Espero leer sus experiencias.

 

0

Viajando con criaturas: cochecito si o no?

cochecito0

Siempre hay un “depende”.

Hay un momento de la edad de nuestros hijos en que a la hora de planear un viaje nos empezamos a preguntar: llevamos el cochecito?

Pero primero vayamos a lo seguro:

Si la criatura tiene entre 0 y 4 años NO HAY DUDAS de que hay que llevar el cochecito a donde vayamos.

Depende: si vamos a la playa y paramos frente al mar y ya tiene 4 años, tal vez no haga falta.

Ahora vayamos a lo inseguro:

Tiene entre 4 y 6 años. Lo llevamos o no?

Depende:

  • Si vamos a vacacionar en una megaciudad como Río, Buenos Aires, DF, NY, Londres, etc. SI, sin dudas. Las razones están explicadas en el post Guía Práctica Para Viajar con Niños (Versión Ciudades)
  • Si vamos a una playa, la respuesta es NO, sin dudas.
  • Si vamos a recorrer montañas y lagos, la respuesta es NO, sin dudas.
  • Pero si vamos a recorrer pueblitos irregulares de Europa? Acá surgen las dudas

Recorriendo pueblitos irregulares de Europa con niños de entre 4 y 6 años

Si pudiera, iría 2 veces al año a Europa, a recorrer pueblitos irregulares de sus distintos países. Como por ejemplo los pueblitos de La Toscana, los pueblitos de la Provenza, los pueblitos de Croacia, los pueblitos del País Vasco, etc etc. me resultan increíblemente hermosos, me transportan en el tiempo, y además creo que son lugares que realmente se alejan de la realidad cotidiana de una persona que vive y vivió toda su vida en Buenos Aires, como es mi caso.

Sin dudas, esos pueblitos se recorren en auto, y muchos de ellos no insumen más de 1 hora para conocerlos enteros y poder continuar viaje.

El tema es que gran parte del encanto de esos pueblitos, es su irregular geografía, con callecitas angostas y de piedras, subidas y bajadas constantes, lugares llenos de escaleras y precipicios.

El auto siempre se deja en los estacionamientos de la entrada, y luego a caminar. Pero qué hacemos con la criaturita que a esa edad ya le gusta ser independiente y rebelde?

Una opción es dejarla en Buenos Aires. Pero suponiendo que esa opción no es posible, debemos decidir si para hacer un viaje así, hay que llevar o no el cochecito.

Ventajas de llevarlo:

  • atamos fuerte a la criatura salvaje, y no nos preocupamos de que se nos pierda en alguna callecita o se nos caiga en algún precipicio como este:

cochecito3

  • Seguramente recorreremos el pueblito con más prisa, y no tardaremos 40 minutos en hacer una cuadra en subida.
  • El cochecito se convierte en un gran perchero ambulante. Allí podemos llevar camperas, carteras, bolsos, juguetes para el niño, regalos, mapas y toda pprqueria de esa que vamos juntando a lo largo de un día de turismo como dios manda. 
  • ALERTA UPA: evitamos que nos diga que se cansó luego de subir el tercer escalón y nos pida UPA, lo cual sería el peor escenario posible. Todo padre o madre lo tiene muy claro. Cuando un hijo de más de 5 pide UPA, perdimos.

cochecito5

Desventajas de llevarlo:

  • Dificilísimo maniobrar el cochecito con una personita de 16 kilos, entre calles de piedras, angostas, irregulares, y ni hablar escaleras. Qué haríamos en un caso como este?

cochecito2

  • ALERTA ME QUIERO BAJAR: existe un 64% de chances de que terminemos recorriendo el pueblito con el niño caminado y empujando un cochecito vacío.

cochecito8

  • ALERTA PENDIENTE: todos estos pueblitos tienen subidas pronunciadas. Hay que estar fisicamente muy bien de piernas y de cintura. Pero igual nos dolerán ambas.

De los 4 a los 6 años, es una etapa difícil para tomar ciertas decisiones al viajar con hijos. Porque hasta esa edad los niños simplemente nos acompañan sin chistar y es bastante fácil trasladarlos casi como si fueran una bolsa de papas. Pero en medio de esa edad, se empiezan a convertir en “humanos reales” con todo lo que ello implica, para bien y para mal.

Mi consejo es el siguiente:

Hasta 5 años, llevar cochecito, en lo posible paraguitas lo más liviano y pequeño posible. Cargarlo en el auto e ir viendo en el estacionamiento si lo bajamos o no. Puede ser posible que lo hayamos llevado sin sentido.

Más de 5 años, no llevar cochecito. Y en caso de emergencia comprar allí un paraguitas casi descartable, o comprar uno bueno y aprovechar para crearle a la criatura un hermanito que luego lo use.

Pero depende. Como todo.

Ustedes qué opinan?

cochecito1